Continuo Arrepentimiento

Oh Dios de gracia,
Tú has imputado mi pecado a mi sustituto, Y has
imputado su justicia a mi alma, Vistiéndome con
manto de novio, Me has adornado con joyas de
santidad.

Más en mi caminar Cristiano yo aún
me cubro de trapos; Mis mejores oraciones están
manchadas con el pecado; Mis lágrimas
penitenciales son tan impuras; Mis confesiones de
mal agravan mis pecados; Mi recepción del
Espíritu es teñida con egoísmo.

Yo necesito arrepentirme de mi arrepentimiento;
Necesito ser lavado por mis lágrimas; yo no tengo
ropa limpia para cubrir mis pecados, Tampoco
telar para tejer mi propia justicia; Estoy siempre
vestido con ropas sucias, Y por la gracia siempre
estoy recibiendo cambio de Vestuario, pues
solamente Tú, justificas siempre al impío.

Estoy siempre yendo a la tierra lejana a país
distante, y vuelvo siempre a casa como un hijo
pródigo, siempre diciendo: Padre, perdóname, y
Tú siempre trayéndome el mejor vestido.

Déjame usarlo cada mañana, Y cada noche
regresar de nuevo vestido con él. Salir al trabajo
diario vestido con él, Casarme visto con él, ser
herido de muerte vestido con él, Comparecer ante
el Gran Trono Blanco vestido con él, y entrar en
el cielo vestido con él, brillando como el sol.

Concédeme que nunca pierda de vista la excesiva
malignidad del pecado, la excelente justicia de la
salvación, La superior gloria de Cristo, La
grandiosa belleza de la santidad, La gran
maravilla de la gracia.

Fuente: El valle de la visión/ Oraciones Puritanas/Arrepentimiento Continuo Pg.52

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s