Orad sin cesar – 1 Tesalonicenses 5:17

La oración a solas y tras puerta es un deber necesario, y muy povechoso. Nos ayuda en gran manera a ensanchar nuestros corazones. Cuando un hombre busca ser forjado con todo fervor por Dios, él debe apartarse, y estar solo. Cristo en su agonía se apartó de sus discípulos. Es notable que cuando Jacob trató de luchar con Dios, fue dicho: “Y se quedó Jacob solo” (Génesis 32:24). Cuando tuvo una mente para enfrentarse a Dios decididamente, despidió a toda su compañía.

Un hipócrita encuentra mayor gloria y placer en la ejecución de sus funciones públicas; pero es descuidado y superficial cuando está solo con Dios. Por lo general, los hijos de Dios son capaces de derramar más afectuosamente sus corazones delante de él en privado. Aquí, sus afectos son libres para entregarselos a Él. Aquí, encontramos más comunión con Él, y nuestros corazones se ensanchan.

En privado disponemos del tiempo necesario para encontrarnos con Dios en plena libertad como si fuesemos niños. Ahora, ¿Omitirás este deber donde puedes ser más libre, y sin distracciones, para derramar tu corazón a Dios? Las experiencias más dulces de los santos de Dios ocurren cuando están a solas con él. Si no buscamos frecuentemente a Dios, la vitalidad del alma se pierde. Podemos esperar grano y cosecha sin sembrar, así como la gracia vivir sin la busqueda de Dios. Dios primero es desechado del lugar secreto,  luego de la familia, y en poco tiempo, es desechado de la congregación.

Omitan la oración secreta, y un gran pecado seguirá. Un hombre que está frecuentemente con Dios, no se atreve a ofenderle tan libremente como lo hacen otros. La religión, por así decirlo, muere por grados. De cualquier cosa que olvide, recuerde que Dios no debe ser olvidado. Hagan de Dios una buena prestación. Hagan una elección prudente para ustedes mismos, y consagren una parte importante de su tiempo que se adapte a sus ocasiones, a su curso de la vida, y de acuerdo con sus capacidades y oportunidades.

Autor: Thomas Manton.

Fuente: (Works, i:13-20) Tomado de Puritan Devotional Readings. Pg 12

Traducción y adaptación: Alexander Phillips para Espíritu Reformado

Serie: Oraciones Puritanas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s