La Fe tiene sus razones [Espíritu Reformado]

Los cristianos de todas las tradiciones teológicas han hecho durante siglos confesiones de su fe recitando el Credo de los Apóstoles. En otro lugar he enseñado sobre el contenido real de este credo, pero si hay un aspecto de esta confesión de que a menudo dejamos de reflexionar, es palabras de apertura del credo: Creo.

Aquí quiero considerar la fe en relación con lo que a menudo se ve como su percepción de la razón y el sentido. La epistemología es la división de la filosofía que trata de responder a una pregunta: ¿Cómo sabemos lo que sabemos?, o ¿cómo sabemos lo que es verdad? La razón, la percepción sensorial, o alguna combinación de los dos han sido una de las respuestas más comunes a esta pregunta básica.

Nuestras mentes funcionan de acuerdo a ciertas categorías de la racionalidad. Tratamos de pensar de manera lógica y coherente. Nuestros juicios y deducciones no son siempre correctos y legítimos, pero nuestras mentes siempre buscan, patrones inteligibles. Algunas personas dicen que nos encontramos con el verdadero conocimiento exclusivamente dentro de la mente. Estos “racionalistas” subrayan la mente y la razón como las fuentes del conocimiento verdadero.

La mente procesa la información que adquirimos con nuestros cinco sentidos. Nuestras mentes actúan sobre lo que vemos, oímos, sentimos, olfateamos y gustamos. La percepción es la experiencia de estar en contacto con el mundo externo, y los “empiristas” enfatizan la percepción sensorial como la verdadera base de conocimiento.

El método científico combina la percepción sensorial y la razón. En los experimentos científicos que recogemos hechos con nuestros sentidos. Nuestras mentes y luego sacar conclusiones, razonamiento a través de lo que descubren nuestros cinco sentidos. Algunos quieren oponerse a esta forma de aprender hacia la fe, pero no encuentran en las Escrituras la idea de que la fe es irracional o percepción antisentido. De acuerdo a la Palabra de Dios, la razón y la percepción de los sentidos son la base del conocimiento. La fe se apoya en este fundamento, pero nos lleva más allá de el.

Vivimos en la era de la mayor anti-intelectualidad de la historia, e incluso muchos cristianos creen que podemos compartimentar la fe como una forma de conocer completamente separada de la percepción sensorial y la razón. Sin embargo, como Agustín nos dijo hace siglos, ¿cómo recibimos el conocimiento de Dios, si no fuera accesible a la mente humana? ¿Podríamos decir que “Jesús es el Señor”, sin una cierta comprensión de lo que el término Señor significa, lo que el verbo es indica, y a quien el nombre de Jesús se refiere? No podemos creer en el evangelio sin que nuestras mentes lo comprendan hasta cierto punto.

El cristiano también cuenta con un libro, la Biblia, que está diseñado para nuestra comprensión. ¿Por qué Dios nos da un documento escrito si la fe no pasa por la razón? Por otra parte, la percepción sensorial es clave para la historia bíblica. Lucas escribió esas cosas a las que tuvo testimonio de testigos oculares (Lucas 1:1-4). Pedro dijo a los Apóstoles; no proclamó mitos inteligentes, sino lo que vieron con sus propios ojos y escucharon con sus oídos (2 Pedro 1:16). Los escritores bíblicos nos hablan de hechos reales de la historia que ellos experimentaron. El cristianismo no es antihistórico. Dios se revela a Sí mismo con referencia a la historia: Él es “el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob” (Ex. 3:16).

La fe nunca nos obliga a crucificar nuestra mente o negar nuestros sentidos. No es virtuoso para hacer un “acto de fe” si eso significa que nos sumergimos en la irracionalidad. La Biblia nunca nos llama a saltar hacia la oscuridad, sino a saltar de la oscuridad hacia la luz.

El Nuevo Testamento define la fe como la sustancia de las cosas esperadas y la evidencia de las cosas invisibles (Heb. 11:1). Esto no significa que la fe está en contra de lo que vemos. Se nos llama a confiar en Él a quien no hemos visto (Dios), pero Él no ha quedado del todo invisible. Hemos visto la obra del Señor en este mundo, que Calvino llamó “un magnífico teatro de la revelación natural.” Un día lo veremos directamente en la visión beatífica de su gloria, pero hasta entonces, Él no se ha dejado a si mismo sin un testigo en la creación.

La revelación es la tercera categoría del conocimiento. El cristianismo es una religión revelada. El Dios verdadero no es un Dios mudo. Cuando hablamos de la fe como la convicción de lo que no se ve, estamos hablando de creer en el Señor quien lo ha dicho. No sólo creer en Dios, sino creer a Dios. Creer a Dios por las cosas que no podemos ver ahora es la esencia de la fe, pero no es una fe irracional o poco científica. Dios hace que sea muy racional para mi el creer que Él está ahí. Él se muestra a si mismo en el orden creado. Él ha roto el tiempo y el espacio. Jesús vino en la carne, fue visto, y se levantó de entre los muertos en la historia. Los Apóstoles dan testimonio de estos hechos en la Escritura, registrando esas cosas que presenciaron con sus sentidos.

No es irracional creer en Aquel que se reivindicó a sí mismo como la encarnación de la verdad. Esto no es fe ciega, sino fe que abraza el testimonio. Los opositores reales de fe no son la razón y la percepción sensorial, sino la incredulidad y la superstición. La incredulidad, o el creer ingenuamente, llega a creer en algo que no tiene ninguna base en la realidad. La superstición cree en cosas mágicas que no tienen nada que ver con la Escritura.

Nos encontramos con la superstición y la credulidad en toda la iglesia. Por eso medimos continuamente nuestra fe por la Palabra de Dios y nos aseguramos de que estamos asintiendo al testimonio razonable, histórico de los profetas y de los apóstoles hasta el triunfo de Cristo. La fe no es un mero asentimiento intelectual. No somos salvos simplemente porque afirmamos la verdad de ciertos hechos, sino porque confiamos en la Persona que esos hechos revelan. Por lo tanto, la fe es, sin duda más que el conocimiento. Pero no es menos.

Autor: R.C. Sproul.

Fuente: R.C Sproul en Español.

Traducción: Juan Josue Cruz Sanchez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s